Thursday, July 25, 2013

Criticas excesivas

Estimados lectores,
 
Hoy me gustaría hablar de un problema muy común en la sociedad actual y que afecta de forma muy acusada  a gran cantidad de personas: son las críticas excesivas.
 
Primero de todo deberíamos pensar en... ¿Qué son las críticas? Bien, una crítica es aquél juicio o discernimiento sobre una cosa. Se refiere a un juicio. Hay dos tipos principales de crítica:
- La crítica constructiva: Sería una crítica positiva que tiene como objetivo principal la propuesta de nuevas soluciones a los problemas o a los defectos que se exponen en la crítica.
- La crítica destructiva: Sería aquella crítica negativa que se dirige a la persona, a la identidad de la persona, mientras que la retroalimentación va dirigida a la conducta o el comportamiento. Esta crítica intenta culpabilizar y no tiene más objetivo de ir más allá.
 
Pensemos por un momento... Todos hemos recibido críticas de nuestro entorno, de hecho, de nuestros padres, amigos, compañeros, pareja, profesores, jefe... ¿Estas críticas como han sido? ¿Han sido la mayoría constructivas? ¿Han habido destructivas? ¿Cómo las hemos afrontado y manejado?
 
Si existen críticas de forma excesiva (si estas son negativas, todavía aún más) acaban por desgastar a la persona y afectar su Bienestar Personal.
 
Desde Instituto del Bienestar, en nuestra Enciclopedia del Bienestar ofrecemos un conjunto de soluciones para quien critica excesivamente y para quien recibe estas críticas excesivas. Si es de tu interés puedes consultar la descripción completa en la página: http://wikifelicidad.org/criticas-excesivas/
 
Soluciones
 
Soluciones para quien critica excesivamente:
 
(1) Reflexionar sobre nuestra actitud y sus consecuencias negativas, tanto en nosotros mismos como en los demás, desarrollando la empatía.
(2) Antes de criticar, detenernos unos segundos y valorar la situación en perspectiva, evitando hacer suposiciones y pensar en negativo.
(3) Controlar la impulsividad (ver Tendencia a la irritabilidad y Agresividad).
(4) Si la crítica es necesaria, hacerla en base a las acciones cometidas por la persona pero no en función de su valía personal.
(5) Valorar positivamente a los demás
(6) Reconocer los propios errores y disculparnos ante las personas ofendidas
 
Soluciones para quien recibe las críticas excesivas
 
(1) Analizar las críticas para descubrir si existe algo de realidad en ellas o si sólo son exageradas y buscan devaluarnos.
(2) Cuestionarse creencias como “lo que piensen los demás es muy importante”. Para más información ver gestión de los pensamientos desagradables.
(3) Desarrollar la asertividad respondiendo a éstas sin alterarse ni mostrarse excesivamente sumiso, sino con una actitud tranquila y confiada.
(4) No justificarnos más de lo necesario
(5) Confrontar las críticas con la persona que las ha originado
(6) Desarrollar la autoestima y la autoconfianza, en caso de que éstas estén afectadas, mediante el cambio en las creencias sobre la valía personal, especialmente cuando se producen críticas de forma continua. Ver necesidad de relación con uno mismo.
(7) Defender nuestra integridad, lo que implica ser fieles a nuestros valores e impedir que los demás puedan ridiculizarnos o maltratarnos verbalmente de forma gratuita.
(8) Evitar el enfrentamiento, cuando éste no tenga sentido y sólo origine problemas.
(9) Cortar definitivamente la relación con el crítico, cuando éste no quiera cambiar de actitud y nuestra integridad psicológica se encuentre gravemente afectada.
 
 
 


2 comments: